Lo que debes saber sobre la Disfagia

De forma sencilla podemos dar una definición de Disfagia como la dificultad para masticar y tragar los alimentos adecuadamente. Esta condición puede presentarse en personas de todas las edades por diferentes causas, pero es muy común sobre todo en los ancianos y adultos mayores.

Aunque parezca simple, la disfagia puede llegar a afectar la calidad de vida y ocasionar trastornos alimenticios considerables capaces de derivar en una mala nutrición, deshidratación, debilitamiento, disminución de la respuesta inmune, enfermedades respiratorias, asfixias y entre otras.


Por ello, es de suma importancia que cuando sospeches que tú o alguno de los abuelitos de tu círculo familiar comienzan a padecer este trastorno, acudir al médico de cabecera o especialista en el área, para que realice un diagnóstico y comenzar un tratamiento de ladisfagia de forma oportuna y efectiva.


Síntomas de la disfagia

Este trastorno de deglución se puede presentar en una o varias etapas del acto de alimentarse. La dificultad puede tener lugar en el momento de introducir la comida en la boca, de masticar, de empujar la comida hacia la faringe y tragar, o de desplazarlos hacia el estómago.


Lo cierto es que cuando se trata de nuestros mayores, es posible que esta dificultad para comer pase desapercibida para nosotros.


Así que algunos de los síntomas de la disfagia en ancianos que se pueden observar y que indican que es necesario acudir al médico son: dificultad para masticar y dolor al tragar, alteraciones en la voz, infecciones respiratorias frecuentes, tosen con mucha frecuencia y se ahogan repetidamente mientras comen, rechazan algunos alimentos que comían con regularidad, no controlan muy bien la salivación y en la mayoría de ocasiones se observa una pérdida de peso considerable.


Posibles causas de la disfagia en ancianos

Las causas de los trastornos de deglución o Disfagia en personas mayores son diversas. Aquí te presentamos algunas de las más frecuentes:


● Pérdida de muelas y dientes.

● Pérdida de peso.

● Disminución de la salivación

● Padecimiento de enfermedades neurodegenerativas: Alzheimer, Párkinson, Demencia senil, Esclerosis lateral amiotrófica o Diabetes mellitus.

● Debilitamiento de los músculos responsables de ayudarnos a masticar, a tragar o a desplazar los alimentos hacia el estómago.

● Enfermedades en la laringe o faringe.


Ahora bien, es importante que sepas que el tratamiento para la disfagia en ancianosy ancianas varía en función de las causas y, por supuesto, de las condiciones de cada paciente. Por lo general incluye terapia con un Logopeda y un Nutricionista para lograr que los abuelos tengan acceso a una alimentación valiosa y eficaz para su calidad de vida.


¿Cómo alimentar a las personas mayores con disfagia?

onder a la duda de cómo alimentar ancianos con disfagia nos coloca frente a un gran reto. En primer lugar porque su dieta debe estar compuesta de alimentos nutritivos con una textura de fácil deglución o fácil masticación para la disfagia. Además, debe ser deliciosa al paladar de nuestros ancianos y, por último, debe efectuarse en los lugares y momentos adecuados para que alimentarse siga siendo un acto agradable.


En Mitata, te tenemos una gran noticia, en el mercado ya se encuentran los Potitos para ancianos MITATA con las más deliciosas recetas de purés para personas mayores, elaborados especialmente atendiendo las necesidades nutricionales, las texturas y el sabor que necesitan nuestros mayores.


¿Cómo se logra esto? Bueno, te contamos nuestro secreto. Nuestras recetas de comidas para personas mayores sin dientes las hacemos de la misma forma en que lo haría “la Tata”: combinando ingredientes naturales de calidad, sin aditivos, ni espesantes, ni sales añadidas; cocinando en ollas lentamente y tamizando para obtener los mejores sabores y texturas.


¿Dónde comprar potitos para ancianos? 

Te dejamos el enlace para que adquieras diferentes recetas de purés para ancianos, cómodamente desde casa.


Además, comer potitos adultos es muy funcional. Por ejemplo, si eres joven y presentas un dolor de muela al masticar por un empaste o te resulta molesto masticar después de una endodoncia, ¡nuestros potitos para adultos pueden servirte de gran ayuda!


Por último, nuestra recomendación es que al momento de alimentar ancianos con dificultad para comer escojas un lugar tranquilo, dosifiques los alimentos en porciones adecuadas y, siempre que sea posible, le des la oportunidad de que coma por sí mismo para que no se sienta tan dependiente.