Left Continuar la compra
Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

Promotion
Read more
¿Cómo preparar un menú semanal para mayores?

¿Cómo preparar un menú semanal para mayores?

 

Una alimentación sana y buenos hábitos contribuyen al bienestar físico y emocional de las personas mayores, aumentando su calidad de vida. Por eso te damos algunos consejos nutricionales para llevar una dieta saludable y equilibrada.

Las necesidades nutricionales y alimentarias varían dependiendo de la etapa de la vida y el momento fisiológico que estemos viviendo. Por ejemplo, no debería ser igual la alimentación de un adolescente que la de una persona mayor.

Más allá de las necesidades nutricionales de cada persona, comer es mucho más que nutrirnos, alimentarnos o saciar el apetito. Si nos centramos en nuestros mayores, sentarse a comer es un acto social que les proporciona afecto y en general, satisfacción psicoactiva. Por ello, no es de extrañar que la alimentación sea una de las tres cuestiones vitales que más preocupan a las personas mayores, junto con los problemas digestivos y el insomnio.

¿Qué alimentos deben consumir y con qué frecuencia?

Para cuidar de nuestros mayores, el menú para mayores debería seguir las recomendaciones basadas en la Dieta Mediterránea y cumplir las siguientes directrices:

 

  • Mantener una dieta lo más variada posible, cuanta más variedad de alimentos mejor, que sea equilibrada y sin excesos.
  • Procurar hacer al menos 4 ingestas al día y realizar cenas poco copiosas que faciliten la digestión y el descanso nocturno, como por ejemplo una crema de verduras de Mitata.
  • El consumo de proteínas animales (pescado, carne, huevos y lácteos), como nuestra receta de Ragout de ternera o Pollo al chilindrón son opciones ideales y completas nutricionalmente y el de las de origen vegetal (legumbres) debe estar equilibrado, y de este modo suplir las necesidades de aminoácidos esenciales, como la receta de Cocido de garbanzos de Mitata.
  • Los hidratos de carbono deben ser principalmente complejos y proceder de cereales y derivados integrales, verduras y hortalizas, frutas y legumbres. El consumo de azúcares sencillos como la sacarosa no deberían superar el 10%.
  • El aceite de oliva, especialmente virgen extra, es el mejor aliado tanto para cocinar como para aliñar. Es por eso que nosotros utilizamos siempre aceite de oliva virgen extra en todas las recetas de Mitata.

¿Qué problemas nos podemos encontrar cuándo preparamos nuestro menú para personas mayores?

Te los explicamos y te damos algunos trucos que pueden ayudarte.

En ocasiones nuestros familiares o amigos más mayores pasan por situaciones especiales en las que, por ejemplo, necesitan aumentar el aporte de energía o proteínas. En estas ocasiones especiales, es probable que el profesional de la salud aconseje añadir aceite de oliva, queso, mermelada, frutos secos o huevo duro. Incluso, pueden aconsejar la toma de un suplemento comercial. Lo importante es que sigas las recomendaciones de especialista y no tomes decisiones por tu cuenta, el especialista hará una evaluación individualizada y tomará una decisión profesional.

Otro problema frecuente al que los mayores pueden enfrentarse es la dificultad ocasional o persistente a la hora de masticar. Es habitual que los más mayores deban seguir una alimentación basada en purés o cremas, cuando esta situación se alarga en el tiempo, nuestros mayores pueden encontrar los platos poco apetecibles y provocar anorexia. Por eso, utilizar la máxima variedad de verduras y frutas, especies y plantas aromáticas, ayuda a que nuestros platos sean más coloridos y sabrosos y así, más atractivos.

Otro consejo si quieres preparar cremas o purés apetecibles dentro de un menú semanal para mayores es cocinar la carne ya picada y, después triturarla en forma de puré. Así evitarás que la carne forme hilos y que el puré quede poco homogéneo, para eso también tienes una gran variedad de recetas de Mitata, cocina saludable triturada con gran aporte de nutrientes.

La alimentación en nuestros mayores puede complicarse debido a diferentes situaciones, por eso, la mejor opción es siempre consultar con el especialista de la salud, quien dará las recomendaciones específicas según su situación personal.

Otros consejos que podemos darte para preparar el menú semanal para mayores es que sea atractivo, nutritivo y sano, por eso:

  • Moderar el consumo de sal y aumentar el uso de hierbas aromáticas, especias o ajo. Ayudará a destacar el sabor de los platos y serán más atractivos al paladar.
  • Utilizar cocciones caseras, en Mitata cocinamos en ollas y envasamos lentamente a baño maría así nos aseguramos que los ingredientes siempre tengan su sabor y no pierdan nutrientes.
  • Mantenerse bien hidratado, para ello nuestros mayores tienen que beber líquidos, aunque no tengan sensación de sed y, es importante ofrecerles a menudo un vaso de agua, especialmente en épocas calurosas. Además de agua natural, los caldos y las infusiones son una buena estrategia para que los más mayores tomen el agua necesaria.
  • Y por último y no menos importante, nuestros mayores también deben moverse, el ejercicio físico es muy aconsejable.